La vía del tren.

Ha dejado de nevar . Miras hacia lo lejos y descubres como todo esta cubierto por un manto blanco, las montañas, los árboles..todo.

Decides salir a pasear y dejar que sol rebote sus rayos en la nieve y caliente tu frío rostro mientras paseas por un camino que te lleva hacia la vía del tren. Hace mucho tiempo que la vía está abandonada, ya no silva el tren al pasar ni ves a los niños poner monedas para que el pesado caballo de acero las aplaste, ahora solo quedan tornillos oxidados y rodeados de maleza.

DSC_0035

Te sientas en una piedra y observas la vía. Dentro de ti surge una pequeña llama de melancolía  no por el hecho de no ver pasar el tren, sino porque por un momento te sientes parte de la misma.

A todos nos ocurre que en alguna ocasión nos abandonamos y nos llenamos de viejos recuerdos y maldiciones que pesan mas que el oxido en el hierro y la nieve en las ramas de los arboles. Sientes como ya no escuchas nada, todo se vuelve silencio a tu alrededor, pero fruto de tu desidia por dejar morir tu espíritu.

Tocas la vía y esta fría al tiempo que tocas tu corazón  Es el momento de activar de nuevo el camino, subirte sobre ella y demostrar al mundo que aun puedes circular con la fuerza de un viejo tren de acero, porque tu corazón es el vapor que impulsa tu vida.

Publicado por elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: