Cartas de humo.

El timbre de la puerta sonó …era el cartero como de costumbre, siempre a la misma hora, a las 13:30, puntual como siempre. Corrió hacia el buzón a ver si le había dejado algo. Observó por el pequeño hueco que solo había polvo y algún resto que otro de papel , no había nada, ySigue leyendo “Cartas de humo.”

True Love…

Allí estaban sentados , en un maltrecho improvisado banco de madera, frente aquel estanque de color verde con nenúfares flotando y libélulas revoloteando escapando de las lenguas de las ranas, observando el tiempo detenido solo para ellos. Eran unos niños de no mas de 12 años, con sueños inimaginables, algunos tan irreales como construirse unaSigue leyendo “True Love…”

Cruzar el puente.

Queremos todo, y de la misma manera no queremos perder nada, es el bucle mental humano, buscar hacer una tortilla sin romper los huevos.  El corazón , ese instrumento que bombea sangre y nos da la vida, tiene también esa alma que nos hace cruzar ríos y subir montañas, cometer locuras intensas y enamorarnos deSigue leyendo “Cruzar el puente.”

El adiós del Angel.

Cuanto tiempo llevaba en la tierra lo desconocía. Solo sabía que por alguna razón que no sabía había sido despojado de sus alas, dejando dos enormes cicatrices en su espalda y un insomnio de por vida. Por un momento se quedó pensativo sentado sobre un viejo banco de madera. Su fin era buscar el amor,Sigue leyendo “El adiós del Angel.”

La gota.

Este relato corto lo dedico a Maite, una gran amiga, luchadora, creadora de sueños que lucha por cumplir, e incansable luchadora. Maite tú eres esa gota .  Llueve, llueve a cántaros , las gotas no paran de golpear en el cristal de mi vieja furgoneta . Tengo que detenerme porque me es imposible ver másSigue leyendo “La gota.”

Ladrones de vidas.

A veces me llegan historias , unas son alegres, otras no lo son tanto. Me cuentan cosas, y descubro como los seres humanos son capaces de eliminar sin apretar un gatillo o atravesar el cuerpo con una daga la vida de quien más los han amado. Hoy quiero alertar y relatar como son estos ladronesSigue leyendo “Ladrones de vidas.”

El violín y la lágrima . 

Junto con las campanadas de medianoche la gente de aquel pequeño pueblo podía escuchar los acordes de un violín , aunque muchos creían que se trataba del viento jugando entre la vieja torre de la iglesia , o quizás el sonido de la campana deformado por la imaginación de las personas que querían creer enSigue leyendo “El violín y la lágrima . “

Ocaso y amanecer…ojos perdidos.

El Sol se comió el día . Ya no había más horas de luz que las prestadas por el firme ocaso del gran Astro dando paso tímidamente a la poderosa Luna llena que en esos momentos hacía acto de presencia.Sentado en aquella piedra dura y fría, pensaba en cómo había acabado allí , solitario, sinSigue leyendo “Ocaso y amanecer…ojos perdidos.”