La maleta mágica .

Aquella maleta descolorida llevaba demasiado tiempo guardada en la habitación donde el viejo guardia de la estación depositaba las maletas pérdidas , aquellas que sin querer aparecían en un vagón o en otro, a veces sobre la acera del andén de la estación y en algunas ocasiones, en mitad de la vía como si estuvieranSigue leyendo “La maleta mágica .”

La fábrica de sonrisas.

Todo el mundo veía el humo salir de aquella fábrica , un humo de colores que inundaba el viejo pueblo en la ladera de aquella colina . Por alguna razón extraña cuando inundaba las calles todo el mundo comenzaba a sonreír , hasta el señor Braulio , que nunca se reía , era capaz deSigue leyendo “La fábrica de sonrisas.”