La mordaza de las palabras .


Vamos a dar sentido a nuestras palabras…dijo.

Aquella frase venía desde lo mas profundo de su corazón , sentía que llevaba mucho tiempo en silencio aún a pesar de no parar de hablar . Su comunicación era fluida, pero sus palabras carecían de sonido, estaban sordas ante el sentido de la vida, cuando salían de su boca llevaban consigo una mordaza que impedía que brillaran, que el mundo se fijara en ellas, y esa situación era constante, gritos ahogados en la noche y despertares sin amaneceres que dieran los buenos días al Sol.
Se quedó mirando a la Luna .

Brillaba con una intensidad asombrosa, rodeada por la oscuridad de la noche que la hacía parecer un enorme haz de luz pintado en el cielo. Observaba y percibía como sin decir nada que hablaba , ver aquella Luna llenaba sus sentidos, hacía que fuera posible imaginar más allá del día a día , permitía creer en sí mism@ , volar sin alas y sonreír desde lo alto, como si su camino se iluminara según avanzaba , sin temores ni dudas.

Quiso hablarla, contarla todas sus penas, sus aventuras, sus aciertos y golpes del destino, quiso tumbarse en el diván de la noche y hacer de la Luna su psicóloga particular , pero de nuevo aquellas palabras que salieron de su boca permanecían sin sentido, buscaba el orden de las mismas, pensó que quizás cambiándolo su significado llegaría hasta ella, pero no fue así .

Entonces decidió gritar…

Y lo hizo tan fuerza que en la última de sus palabras quedó afonic@ , pero solo consiguió eso, quedarse mud@ y con la garganta dolorida.

Llevó sus manos hasta sus labios, empapados de lagrimas que habían navegado por sus mejillas hasta el puerto de boca , notó su sabor salado, podía sentir ese sabor, pero seguía sin comprender porqué sus palabras sonaban como una orquesta sin sentido, sin un director que marcara las pautas con su batuta .

Deseaba sentir sus palabras, quería decir tantas cosas que había callado, y lo único que decía eran retazos de relatos ya vividos, historias rancias que no se creía , había aprendido la lección de contar lo que creía que la gente deseaba escuchar, había olvidado a hablar con el Alma.

Cerró los ojos y sintió que algo estaba cambiando por dentro, como un volcán cuando entra en erupción , empezó a soltar todo cuanto su espíritu ordenaba , dijo cientos de palabras de Amor, verdades y relataba una y otra vez sus anhelos contrarios a los que el mundo consideraba normales, decidió extender sus alas de plata al cielo y deslumbrar con su aleteo a quienes habían dejado de escuchar pues sus palabras ahora tenían sentido, cada una de ellas significaba la esencia de su vida, porque salían desde el lugar donde se fabrican los sueños.

Por fin , la Luna dio paso al Sol, y pudo dar los buenos días a un nuevo amanecer lleno de palabras con el sentido del Alma.

Publicado por elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

2 comentarios sobre “La mordaza de las palabras .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: