Cortar la soga.

Sientes ese fuego que te quema por dentro, y no hay agua que lo extinga . Cuanto más y más pasa el tiempo escuchas el crepitar de las llamas en tu interior, sabes que lo que corre por tus venas no es sangre, porque hierve , tu piel arde candente ante la espera de tus sueños,Sigue leyendo “Cortar la soga.”