Construyendo Muros .

Estaba allí delante, sin poder articular ni un solo músculo de su cuerpo. 

Paralizad@ frente a algo que nadie era capaz de ver , un Muro imaginario , transparente y a la vez tan sólido que era imposible de traspasar, invisible a los ojos de los demás , pero totalmente real para su mente . Apretaba con fuerza sus puños y fijaba la mirada buscando un punto por donde poder pasar al otro lado.

Estaba segur@ de que si lo conseguía las cosas serían diferentes , imaginaba un mundo lleno de luz, de esperanza, de Amor, un lugar digno para poder crear con sus sueños, sonreírle a la vida y caminar sin mirar atrás . Ahora solo se sentía prisioner@ ya que a su alrededor cientos de espinas circundando una enorme enredadera se convertían en un muro impenetrable y era aquello que no dejaba que pudiera moverse, o al menos, no en la dirección adecuada.

Había intentado traspasarlo varias veces, pero acababa magullad@ y con múltiples heridas que no cicatrizaban nunca , como si aquellas espinas estuvieran emponzoñadas y ese veneno no dejara curar sus cortaduras . Pero allí estaba, seguía retando aquel muro lleno de dolorosas defensas. Había analizado cada cm de sus ramas enrevesadas , contado cada espina y medido cada metro de altura , pero ni aun así , había podido descifrar el mapa que guiara hacia la salida.


Cada día pensaba como poder saltarlo, intentó con una gran escalera, pero cuanto más subía , las enredaderas atraparan la madera y la quebraban como palillos finos , haciendo que su cuerpo fuera a parar contra el duro suelo rompiéndose algún hueso. Probó con un enorme hacha , pero cuanto más cortaba más espinas brotaban …

La desesperación inundaba su corazón , seguía si ver la salida, solo podía ver la ventana que tenía de frente , no era capaz de ver más allá, de girarse, solo chocaba una y otra vez contra aquellas tremendas ramas entrelazadas y llenas de defensas , cuanto más se enfrentaba más se sentía rodead@ por ellas .

Cierto día se sentó en el suelo y miró al cielo . Observó como una enorme bola de fuego lo cruzaba iluminando la noche , aquel resplandor dio luz al muro dejando ver que no era real , era solo un Muro imaginario , creado con miedos, perdida de esperanza, dolor y angustia , por fin se había dado cuenta de que no existen muros capaces de detener la voluntad de los hombres, no existen muros que puedan detener el Amor verdadero, no existen muros que puedan atrapar los sueños y dejarlos prisioneros en la carcel de los miedos.

Se levantó y con una enorme sonrisa caminó hacia el Muro y este comenzó a desmoronarse en cada paso que daba, el antídoto estaba en su interior .

Publicado por elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: