Ascuas.

Puede que no lo sepas , pero dentro de ti existe un lugar donde todo es fuego, un fuego inmenso que dicta todas aquellas cosas que te apasionan. Un lugar que quema cuando algo que deseas está cerca de ti …o lejos, porque esa intensidad es difícil de apagar cuando las llamas preceden a laSigue leyendo “Ascuas.”

El anhelo de las nubes .

Ves como las nubes se mueven al capricho del viento y tienes envidia , ellas no se detienen por nada , solo lo hacen cuando el viento cesa , y es entonces cuando ellas disfrutan del Sol , observando desde lo alto a esos pequeños seres llamados humanos . A veces se dejan caer sobreSigue leyendo “El anhelo de las nubes .”

Humo.

Cada día es un nuevo amanecer y con ese nuevo comienzo surge la esperanza de que mientras el Sol sea capaz de salir por el horizonte y alumbrar nuestros caminos , todo es posible , porque si el gran astro aún no se ha rendido a pesar de la intensidad de la vida, nosotros noSigue leyendo “Humo.”

Descubriendo .

La vida se basa en descubrir , en abrir los ojos cada mañana y esperar sentir que el viento sopla de manera diferente a como lo hacía ayer , pensar que no siempre vamos a recibir el mismo día en un bucle interminable que nos haga aborrecer la sensación de estar vivos . Descubrí queSigue leyendo “Descubriendo .”

Jugamos?

Así es , dime a qué deseas jugar , porque parece que te gusta apostar duro creyendo que siempre puedes ganar . Al apostar sabes lo que te juegas y que o cual puedes perder , pero piensa y solo piensa que cuando apuestes debes tener la seguridad de que saldrás victorios@ en la batalla,Sigue leyendo “Jugamos?”

Olas

Insiste cuanto quieras …insiste, más cuando escribes tus retos , luchas y deseos en la arena del Mar estos se borran, pues las olas van y vienen llevándose tus dulces palabras borrándolas como si nunca las hubieras escrito. El ser humano es terco por naturaleza pero en vez de tomar la parte positiva, aquella queSigue leyendo “Olas”

Mosqueteras.

Si Alejandro Dumas levantara la cabeza , vería que su relato de “Los tres Mosqueteros” que escribió en 1844 se había convertido en algo más que aventuras , mucho más que series de Tv y películas donde soñar , porque su relato dejaba claro una cosa , o más bien una frase: ” Todos paraSigue leyendo “Mosqueteras.”