Category Archives: música

Bailar con el Alma.

Siempre estaba bailando , desde la mañana hasta la noche, y la verdad es que todo el mundo ya estaba acostumbrado a verla. A sus más de 80 años se mantenía lozana y fresca como una chica de 20 . Nadie

Bailar con el Alma.

Siempre estaba bailando , desde la mañana hasta la noche, y la verdad es que todo el mundo ya estaba acostumbrado a verla. A sus más de 80 años se mantenía lozana y fresca como una chica de 20 . Nadie

Llorar de felicidad.

Suena un piano, tecla a tecla, una música que sale desde lo mas profundo de un corazón que desea que las notas musicales vuelen y revoloteen por la habitación rumbo a un mundo conocido, el de la felicidad. Tocar este

Llorar de felicidad.

Suena un piano, tecla a tecla, una música que sale desde lo mas profundo de un corazón que desea que las notas musicales vuelen y revoloteen por la habitación rumbo a un mundo conocido, el de la felicidad. Tocar este

Miedos de metal.

Cada vez que cerraba sus ojos se sentía igual como si caminara con sus pies descalzos sobre un alambre de espinos , encima de un precipicio . Esa sensación de vacío constante , de no saber si sería capaz de

Miedos de metal.

Cada vez que cerraba sus ojos se sentía igual como si caminara con sus pies descalzos sobre un alambre de espinos , encima de un precipicio . Esa sensación de vacío constante , de no saber si sería capaz de

Alas de acero.

Hacía mucho frio. El viento gélido del norte no paraba de soplar y hacía que el paisaje cobrara un tono gris azulado entre el hielo y el reflejo de la Luna. Frente a él una gran estatua de una mujer

Alas de acero.

Hacía mucho frio. El viento gélido del norte no paraba de soplar y hacía que el paisaje cobrara un tono gris azulado entre el hielo y el reflejo de la Luna. Frente a él una gran estatua de una mujer

La guitarra.

Sentada en el viejo sofá de aquella buhardilla a las 4 de la madrugada se preguntaba el porque su cabeza no paraba de escuchar esa canción, unos acordes de guitarra que siempre la despertaban y la hacían mirar por la

La guitarra.

Sentada en el viejo sofá de aquella buhardilla a las 4 de la madrugada se preguntaba el porque su cabeza no paraba de escuchar esa canción, unos acordes de guitarra que siempre la despertaban y la hacían mirar por la