Quizás …

Quizás en otra vida, pensaste… Y te quedaste pensando durante un buen rato mientras mirabas por la ventana contando las gotas de agua que corrían por el cristal, una una , como queriendo enviar un mensaje tras otro, uno que decía : «Necesito volar» . Otra vida?  Pero no pensaste en lo más importante ,Sigue leyendo «Quizás …»

Danzar en la noche .

El árbol observaba como si tuviera ojos, llevaba haciendolo más de mil años en lo alto de aquella montaña. Majestuoso y enorme, con las ramas surcadas de cicatrices por el tiempo, sus gruesas raíces aferrándose a la cada vez más pedregosa tierra falta de su alimento vital, sus hojas llenas de colores que dibujaban ráfagasSigue leyendo «Danzar en la noche .»

El poder de la naturaleza.

Acurrucada en aquel árbol, observando desde lo lejos un gran trozo de madera, inerte, sin vida aparente, pero con la experiencia de haber sido parte de un gran tronco que muy posiblemente fuera milenario, así estaba Laural , una joven que cansada del ruido de la gran ciudad se escapaba al silencio del campo , a escuchar como el viento susurraba entre las hojas y la hierba y ver como su perro jugaba persiguiendo a los pájaros que lo sobrevolaban retándolo a atraparlos. Ese tronco de un fuerte color caoba, tenía unas vetas que hacían de el un lienzo de laSigue leyendo «El poder de la naturaleza.»

El árbol de Jenny.

Cada mañana, al amanecer, cuando el sol aún está asomando por la montaña y el rocío baña con su pureza las finas hojas de la hierba y los pétalos de las pocas flores que el invierno ha dejado, puedo ver desde mi pequeña ventana ese árbol grande y frondoso donde Jenny está sentada al ladoSigue leyendo «El árbol de Jenny.»

Destino y vida.

Su destino era ese. Había retado a los Dioses y estos como castigo le habían condenado a errar sin encontrar su otro yo por el mundo entero. En otra época fue poderoso, y sus decisiones sabias y nobles. Pero su ambición le llevó a querer mas de lo que podía obtener y fue destruido. Ahora, conSigue leyendo «Destino y vida.»