El costurero mágico .

Se había quedado dormida encima de su costurero. La noche la había atrapado con su dulce manto y no pudo resistirse a acurrucarse dentro de el. Llevaba cosiendo muchas horas, tantas que sus pequeños dedos estaban tullidos del dedal y la aguja, pero tenia una idea, un fin, hacer el mejor vestido del mundo.Su brazo cayo aSigue leyendo “El costurero mágico .”