La partida.

Allí estaban , frente a frente , no quitaban la vista de aquella pieza en el tablero de juego , era lo único que hacían desde hacía ya largos años , sin atreverse a mover , porque un paso en falso significaría perder la perdida. Si nos paramos a pensar , y de esto podránSigue leyendo «La partida.»

El árbol de Jenny.

Cada mañana, al amanecer, cuando el sol aún está asomando por la montaña y el rocío baña con su pureza las finas hojas de la hierba y los pétalos de las pocas flores que el invierno ha dejado, puedo ver desde mi pequeña ventana ese árbol grande y frondoso donde Jenny está sentada al ladoSigue leyendo «El árbol de Jenny.»

Bajo las estrellas.

La luna estaba en lo mas alto del manto de la noche iluminando con su aureola blanca el tapiz del verde prado antes bañado por la luz del sol. El silencio solo roto por el descompasado sonido de un grillo que hacía música escondido entre una pequeña piedra dejaba ver en la oscuridad notas deSigue leyendo «Bajo las estrellas.»

Las nubes.

Siempre pensaba que las nubes que vemos en el cielo están hechas de algodón, que podías saltar sobre ellas,de una a otra como si de un colchón se tratase. Tumbado en la fresca hierba del jardín apunto mis ojos hacia el cielo, activo mi imaginación e intento darle vida a las formas caprichosas de lasSigue leyendo «Las nubes.»

Las piedras parlantes.

Un torreón era lo único que quedaba de aquel castillo que en su día ocupo todo una gran extensión de terreno. Los lugareños lo habían ido desmontando piedra a piedra para construir sus casas. El viejo castillo ya no tenía ninguna utilidad pues en los momentos en los que se encontraba actualmente ya la guerra,Sigue leyendo «Las piedras parlantes.»

Samurai..la leyenda de Yukimura.

Toda su familia había sido Samurai desde el siglo X . Ahora en los albores del siglo XVII, Yukimura estaba sentado tomando un tazón de arroz blanco con yasai y nori al vapor, mientras observaba partir a los últimos soldados a la batalla. En la última había sido herido y trasladado por sus compañeros al poblado , sacándolo deSigue leyendo «Samurai..la leyenda de Yukimura.»

El camino sin retorno.

Quizás en otra vida, posiblemente habría sido diferente, pero era esa la vida que la había tocado vivir, no tenía otra. En mas de una ocasión soñó que la salían unas enormes alas y las extendía para poder volar. Cerraba los ojos con fuerza y agitaba sus finos brazos como si de ellas se trataran, intentando levantarSigue leyendo «El camino sin retorno.»

Las alas sin memoria.

Había una vez una pequeña hada que vivía en un bosque lleno de flores y arboles grandes y frondosos.Un día nuestra pequeña hada se sentó en una flor , y mirando al cielo empezó a pensar lo feliz que era. Nunca la había faltado de nada. Desde pequeña, sus padres la enseñaron a volar entre laSigue leyendo «Las alas sin memoria.»