Luz en la sombra.

Llevaba horas frente a aquella puerta cerrada. Por mucho que mirara no veía ninguna cerradura, solo una enorme pared de piedra y en medio aquella puerta de madera con remaches de metal, cerrada a cal y canto. Con mis manos recorría su rugosa superficie, notando el frío tacto de los tornillos de hierro. Era obvio queSigue leyendo «Luz en la sombra.»

Casualidad o deseo.

Sentada en la orilla admiraba el anochecer adormecida por el sonido de las olas jugueteando con sus dedos en la arena, dibujando figuras imaginarias que su mente transportaba hasta sus dedos. La relajaba quedarse varias horas sin hacer otra cosa que pensar ,respirar el aire del mar, y dibujar viendo como cada ilusión grabada enSigue leyendo «Casualidad o deseo.»

Velas al viento.

El aire sopla con fuerza, lo notas, es el momento de extender las velas y dejar que se inflen al máximo para descubrir un nuevo rumbo navegando sobre el impetuoso mar del destino. El destino es como el océano, inmenso, impredecible,cambiante, con olas que golpean la embarcación de tu vida. Tu vas montad@ en esaSigue leyendo «Velas al viento.»

Perdido en mi.

Perdido..en medio de un magnetismo extraño, como si todo lo que está a mi alrededor girara y girara sin parar. Con mi brújula en la mano busco encontrar el norte y orientarme en mitad de aquel bosque. No hace ni 4 horas que estoy dentro de el y mi cabeza da vueltas intentando encontrar laSigue leyendo «Perdido en mi.»

RIDER.

Hoy vamos a leer un cuento que nos traslada al mundo del amor, las motos..y el destino. Espero que podáis soñar con él. Aquel bar en medio de la carretera era su única vía de poder descansar. Llevaba varios km a lomos de su Harley y acusaba el cansancio del viaje. Bajó de la moto y sacudiéndose el polvo del camino seSigue leyendo «RIDER.»

Insomnio de amor.

4 de la mañana..no puedo dormir. Aun hace unas horas que la ví, allí sentada, frente a mi. Me apoyo en mis brazos sobre la cama, no se que hacer, todo me da vueltas. Su sonrisa me envuelve en la triste noche. Aquello que pudo ser no fue. Aun pienso en que hora nos abrazamosSigue leyendo «Insomnio de amor.»