El violín y la lágrima . 

Junto con las campanadas de medianoche la gente de aquel pequeño pueblo podía escuchar los acordes de un violín , aunque muchos creían que se trataba del viento jugando entre la vieja torre de la iglesia , o quizás el sonido de la campana deformado por la imaginación de las personas que querían creer enSigue leyendo «El violín y la lágrima . «