Humo.

Cada día es un nuevo amanecer y con ese nuevo comienzo surge la esperanza de que mientras el Sol sea capaz de salir por el horizonte y alumbrar nuestros caminos , todo es posible , porque si el gran astro aún no se ha rendido a pesar de la intensidad de la vida, nosotros noSigue leyendo “Humo.”

Pilas recargables.

Si tuviéramos un indicador de la batería que nos queda podríamos ver en muchas ocasiones que parpadea en “rojo” quedando lo mínimo para poder avanzar durante el día . Luce con intensidad avisándote de que debes recargar porque si no lo haces te quedarás apagad@ y no podrás continuar . Está claro que muchos podránSigue leyendo “Pilas recargables.”

Jugamos?

Así es , dime a qué deseas jugar , porque parece que te gusta apostar duro creyendo que siempre puedes ganar . Al apostar sabes lo que te juegas y que o cual puedes perder , pero piensa y solo piensa que cuando apuestes debes tener la seguridad de que saldrás victorios@ en la batalla,Sigue leyendo “Jugamos?”

Dentro de ti.

Estoy aquí … Sé que me escuchas, dentro de tu cabeza acariciando tus sentidos y haciendo que disperses tu mente. No dejo que te concentres pues me gusta vivir dentro de ti , alojado en lo más profundo de tu interior arañando con mis fuertes manos tu destino, susurrando desde dentro aquellas frases que teSigue leyendo “Dentro de ti.”

Quiero…

Quiero brillar… Deja que tu luz inunde esta tremenda oscuridad en la que está sumido el mundo . Deseo encender la chispa que haga que todo arda con la intensidad de mil soles , que ciegue a los incrédulos que pensaban que no era posible, que el viento lleve muy lejos mi grito de batallaSigue leyendo “Quiero…”

Pide un deseo…

Y porqué no?  Venga , seguro que se te ocurren muchos, quizás un nuevo trabajo, el coche de tus sueños, una casa grande o pequeña que la grande hay que limpiarla y cuesta más …espera…a lo mejor pides viajar por todo el mundo recorriendo lugares exóticos y descubrir nuevos horizontes , podrías pedir tantas cosas!!Sigue leyendo “Pide un deseo…”

Dame la mano.

No me sueltes … Dame la mano, deja que tu energía inunde mi ser, que el calor de tus dedos recorra mi piel dejando surcos de placer entre mis dedos, no me sueltes y si lo haces que sea para sentirla recorriendo mi espalda, dibujando autopistas que me lleven al cielo de los valientes .Sigue leyendo “Dame la mano.”