La máquina del tiempo.

Cierras los ojos, los aprietas con fuerza y pides esos deseos que tantas y tantas veces pediste a las estrellas, los abres, pero no están. Aún así sigues cerrándolos, lo haces despiert@ , lo haces dormid@ , siempre esperando esa respuesta a tus anhelos con forma de sueños, pero estos no llegan , no todavíaSigue leyendo «La máquina del tiempo.»