Tic …Tac…despierta!.

Suena el despertador y tú sigues dormid@.Por mucho que su estruendoso timbre golpea tus tímpanos no mueves ni un músculo de tu cuerpo por minúsculo que este sea, hace falta un sonido aún más fuerte que consiga despertar tus sentidos, uno lo suficientemente poderoso como para hacerte abrir los ojos ante la vida que teSigue leyendo «Tic …Tac…despierta!.»

13:30 en hora.

Levantó la mirada lentamente mientras apartaba el ala de su sombrero. Estaba apoyado en su coche, un viejo VW que siempre le acompañaba en sus viajes investigando todos aquellos casos que le llegaban a su pequeña agencia de detectives de la calle 33. Cuando dejó la policía no tenía bien claro que era lo queSigue leyendo «13:30 en hora.»