Pensaste que…?

Has llegado a pensar que detrás de ese rostro existe una gran sonrisa? Seguro lo pensaste, pero no te da la gana de hacerla funcionar, solo gestionas algún músculo cuando lo exige el momento, generas una mueca parecida a la sonrisa , pero solo es eso, un espejismo que vende la realidad de cómo no teSigue leyendo «Pensaste que…?»

El poder de la naturaleza.

Acurrucada en aquel árbol, observando desde lo lejos un gran trozo de madera, inerte, sin vida aparente, pero con la experiencia de haber sido parte de un gran tronco que muy posiblemente fuera milenario, así estaba Laural , una joven que cansada del ruido de la gran ciudad se escapaba al silencio del campo , a escuchar como el viento susurraba entre las hojas y la hierba y ver como su perro jugaba persiguiendo a los pájaros que lo sobrevolaban retándolo a atraparlos. Ese tronco de un fuerte color caoba, tenía unas vetas que hacían de el un lienzo de laSigue leyendo «El poder de la naturaleza.»

Para ti..

No gires, no te des la vuelta, no busques mas respuestas,porque debes seguir avanzando aunque no quieras, aunque notes como te desgarras por dentro,aunque tus entrañas se retuerzan y pidan a gritos parar. Tu garganta esta seca de tanto gritar, cierras los ojos e imaginas como cambiar el mundo mientras caminas sin detenerte. Tus lagrimasSigue leyendo «Para ti..»

La piedra y yo.

Razón es lo que aparentemente nos mueve para comprender algunas cosas, y son esas cosas las que a veces no podemos entender por muchas razones que nos den. Recordamos que nos caemos para aprender a levantarnos, pero es mas importante las veces que eres capaz de hacerlo, ya que son estas las que hacen deSigue leyendo «La piedra y yo.»

La locura y yo…

¡¡Loco !!..esa es una expresión que se suele utilizar cuando algo no es de nuestro gusto y la lanzamos hacia la persona que padece esa enfermedad tan extraña que hace que lo que gira a su alrededor se detenga, que las montañas pierdan su altura y llegues a lo mas alto, que puedas conquistar losSigue leyendo «La locura y yo…»

Velas al viento.

El aire sopla con fuerza, lo notas, es el momento de extender las velas y dejar que se inflen al máximo para descubrir un nuevo rumbo navegando sobre el impetuoso mar del destino. El destino es como el océano, inmenso, impredecible,cambiante, con olas que golpean la embarcación de tu vida. Tu vas montad@ en esaSigue leyendo «Velas al viento.»