La partida.

Allí estaban , frente a frente , no quitaban la vista de aquella pieza en el tablero de juego , era lo único que hacían desde hacía ya largos años , sin atreverse a mover , porque un paso en falso significaría perder la perdida.

Si nos paramos a pensar , y de esto podrán hablar los antiguos , estos dos personajes llevaban siglos desde que se enfrentaron en aquella partida . No comían , ni dormían , solo estaban frente a frente , lo único que se escuchaba era su desacompasada respiración , y en alguna ocasión , una especie de suspiro , como si hubiera llegado el momento de mover la pieza y por fin , terminar la partida , pero no , solo era una ilusión del momento porque aquello seguía igual , por minutos , horas y quizás siglos.

Las gentes del lugar se preguntaban porque seguían así , incluso , que cruel hechizo se había cernido sobre ellos que los hacía estar en esa posición , una de la que no tenían escapatoria , preguntas sin respuestas , ya que los más viejos del lugar ni siquiera recordaban haberlos visto de otra manera más que la de sentados uno frente a otro.

Un día , uno de esos de verano , de los que el calor hace que se derritan las calles, uno de ellos comenzó a sudar , el sudor le escurría por la frente hasta entrar en sus ojos , el pobre no podía hacer nada más que seguir concentrado en la pieza del juego , pieza que veía borrosa dado que sus vistas era un auténtico espejismo del desierto . Su contrincante estaba aún peor , el Sol había quemado su calva hasta dejarla roja como una sirena de alarma , no podía ni respirar del tremendo dolor de cabeza , intentando concentrarse , y cuanto más lo intentaba , más le dolía .

De repente ambos se miraron , habían olvidado sus caras , mirarse era algo que no habían hecho en miles de años , sus caras reflejaban el dolor , sus arrugas el paso del tiempo , sus ojos vidriosos y cansados , la experiencia de la vida .

Se miraron y por fin recordaron porque empezaron aquella partida , pero fue demasiado tarde , una leve sonrisa fue el preludio de sus muertes , a la vez , sobre aquel tablero , un jaque mate de ambos a la vez .

Al caer , se volatilizaron en una nube de polvo que quedó encima de una mesa de juego , un juego en el que el tiempo fue el ganador.

Publicado por elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: