La lágrima que se fue de viaje.

Conviértete en agua, y no entendió el mensaje, y se convirtió en lágrima. Según caía por aquella mejilla veía el mundo de color, pues aunque era una lágrima, la luz del Sol pasaba a través de ella formando un precioso Arco Iris de color. Quien iba a imaginar que una gota de tristeza podía reflejarSigue leyendo “La lágrima que se fue de viaje.”