La guitarra.

Sentada en el viejo sofá de aquella buhardilla a las 4 de la madrugada se preguntaba el porque su cabeza no paraba de escuchar esa canción, unos acordes de guitarra que siempre la despertaban y la hacían mirar por la ventana al viejo Madrid. Aquella noche la tormenta rasgaba con sus rayos el oscuro cieloSigue leyendo “La guitarra.”